Cada 24 de septiembre los devotos de la Virgen de las Mercedes, patrona de nuestro país, se dan cita en una iglesia histórica ubicada en la Ciudad Colonial. El templo se encuentra en la calle Las Mercedes, entre las calles José Reyes y Sánchez.

La iglesia de las Mercedes es una de las más grandes y majestuosas de la Ciudad Colonial y una de las tres conventuales de la vieja ciudad de Santo Domingo, siendo las otras dos la de los Dominícos y la de San Francisco.

Fue construida entre 1527 y 1557, es decir que tiene más de 400 años de antigüedad. Su constructor fue Rodrigo De Liendo. Durante los siglos, ha sufrido daños por varios factores, uno de ellos la invasión de Sir Francis Drake en 1586. Otros enemigos de la edificación han sido terremotos, huracanes, y guerras; pero siempre ha regresado a su esplendor característico, que hace que al día de hoy muchas familias elijan realizar allí sus bodas y bautizos.

Una historia curiosa relata de cómo la benefició un terremoto. En 1635, querían realizar obras de reparación del templo, para las cuales necesitaban demoler los techos, que estaban en muy malas condiciones. El maestro de obras, Pedro Portillo, luego de pensarlo y consultarlo mucho, le pidió a la Virgen de las Mercedes que lo ayudara. Empezaron las obras, pero no avanzaban porque iban trabajando con miedo. De repente a las dos de la tarde vino un temblor de tierra y el techo que había que derribar, cayó solo sin hacer daño a nadie. Durante esta renovación milagrosa se construyó la torre del campanario y se fortalecieron los muros.

La nave principal es abovedada, y consta con varias capillas laterales. Una curiosidad llamativa es el púlpito, que tallado en madera tiene forma de serpiente. El suelo es de mármol y las escasas ventanas hace que tenga poca luz natural y un ambiente solemne.

Durante la ocupación haitiana fue cerrada, para abrir luego de la independencia. En ese momento. es cuando la parte del monasterio fue donada a la Logia Cuna de América. Precisamente en esa parte del edificio vivió el escritor y dramaturgo español Tirso de Molina, quien residió en nuestra isla en la época de la colonia, impartiendo clases de teología en la Universidad Primada de América.

Christian Segarra

Suscríbete a nuestro boletín